El Vicepresidente: Más Allá del Poder, asombrosa y escalofriante a la vez.

Adam Mckay nos regala una mirada única, cómica y terrorífica a la vez, detrás de los sucesos que han logrado determinar el futuro de varias naciones.

Por Alex It.

No siempre todo es lo que parece, y quienes creemos que son las estrellas o los personajes principales de cualquier hecho, usualmente son meras marionetas en un evento aún más grande de lo que alguien pudiera imaginar, y precisamente esto es lo que Adam Mckay nos propone con ‘El Vicepresidente: Más Allá del Poder’, un ejercicio visual de un hombre importante a quien, seguramente antes de esta película, nadie conoce realmente, vaya, probablemente ni siquiera hayan escuchado su nombre. Y sin embargo, sus decisiones han llegado a permear nuestra situación política actual, aunque usted no lo crea… hablamos de Dick Cheney, interpretado de manera sublime por el irreconocible Christian Bale.

Christian Bale como Dick Cheney.

La película habla en sí de la formación y subsecuente llegada a la cima política de Dick Cheney, quien ha estado metido en la Casa Blanca desde la época de Nixon y que, a pesar de su actual retiro, sigue siendo influyente ahí gracias a la participación de su hija, Liz quien es miembro del partido republicano, pero esa es otra historia.

Dick es un hombre promedio bueno para nada que se la pasa bebiendo y peleando en bares muy a pesar de las exigencias de su novia y futura esposa Lynne (Amy Adams) quien demanda de él lo mejor y nada menos. Motivado por el últimatum de ésta, Dick decide terminar sus estudios y aceptar una pasantía en Washington como asistente de Donald Rumsfeld (Steve Carrell), jefe de staff de la Casa Blanca en ese entonces, y de ahí, todo va en picada – para el pueblo americano, claro- porque para Cheney, las cosas no podrían ir mejor.

Adam McKay se reúne con Christian Bale y Steve Carrell después de ‘The Big Short’.

Es entonces que poco a poco, gracias a un narrador clave, podemos ver varias etapas a lo largo de su vida, desde la misteriosa muerte de su suegra y su intento por lanzarse como representante del estado de Wyoming, pasando por un par de infartos, hasta su momento cúspide, cuando corre el año 2000 y el entonces candidato a la presidencia George W. Bush (Sam Rockwell), le ofrece el puesto de la vicepresidencia. Y es justo ahí, cuando el terror comienza…

Dick y Lynne Cheney han sabido forjar un patrimonio y una reputación, y arriesgando su bienestar, Dick decide aceptar el puesto bajo ciertas condiciones, mismas que le otorgarían a él casi, casi, todo el poder. Todo esto se pone a prueba el fatídico 11 de septiembre de 2001 cuando un ataque terrorista en contra de los Estados Unidos, sacude al mundo entero y Bush, ya presidente, actúa enteramente bajo la influencia de Dick, el resto es historia.

Amy Adams se lleva una nominación más al interpretar a Lynne Cheney.

Con un guión casi perfecto, un reparto estelar y una edición magistral, El Vicepresidente es realmente el paquete completo en esta temporada de premiaciones que, salvo por la magnífica actuación de Bale, no ha sido justamente reconocido. Claro que tenemos obras grandes como Roma y Green Book, pero Vice es precisamente el golpe de realidad que tanto hace falta en el cine, pues los tiempos de lo políticamente correcto han ocasionado que en ocasiones volteemos la cara a la hora de lidiar con verdades, y Vice hace justamente eso.


” Vice es precisamente el golpe de realidad que tanto hace falta en el cine ”

Adams, Rockwell y Carrell -debió haber sido nominado también- son exquisitos en sus respectivos papeles, mientras que Bale con un tanto de maquillaje y sobrepeso real, es la verdadera estrella. Por su parte, McKay se establece como el futuro historiador norteamericano después del éxito de ‘The Big Short‘, y esperamos que su técnica como escritor sea reconocida. Ningún filme está completo sin una buena banda sonora, y Nicholas Britell, quien está nominado por ‘If Beale St. Could Talk’, hace un trabajo impecable en esta producción.

Uno de los mejores elencos del 2018.

Con 8 nominaciones al Óscar bajo el brazo, Vice bien podría llevarse un par – en una de esas Bale le arrebata el premio a Malek- y muy merecido sería, pues más allá de entretener, el cine refleja también, y si no sales pensando en como un pequeño detalle, un observador a distancia, puede ser el causante de irreparables catástrofes con consecuencias milenarias, entonces no pusiste atención a esta magnífica obra maestra.

Aquí están TODOS los ganadores de los Golden Globe 2019.

La Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood otorgó los Premios Golden Globe 2019 en su edición 76, y estos fueron los resultados.

Cine

Mejor película drama – Bohemian Rhapsody.

Mejor película comedia o musical – Green Book.

Mejor actriz en la categoría drama – Glenn Close (The Wife) 

Mejor actor en la categoría drama – Rami Malek (Bohemian Rhapsody)

Mejor actriz en la categoría comedia/musical – Olivia Colman (The Favourite)

Mejor actor en la categoría comedia/musical – Christian Bale. (Vice)

Mejor actriz de reparto – Regina King (If Beale Street Could Talk)

Mejor actor de reparto – Mahershala Ali (Green Book)

Mejor director – Alfonso Cuarón (Roma)

Mejor guión – Peter Farrelly, Nick Vallelonga, Brian Currie (Green Book)

Mejor película de animación – Spider-Man: Into the Spider-Verse.

Mejor película extranjera – Roma (Alfonso Cuarón)

Mejor banda sonora – Justin Hurwitz (First Man)

Mejor canción original – Shallow (A Star is Born).

Televisión

Mejor serie drama – The Americans.

Mejor serie comedia/musical – The Kominsky Method.

Mejor miniserie o película para televisión – The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story.

Mejor actriz en miniserie o película para televisión – Patricia Arquette (Escape at Dannemora)

Mejor actor en miniserie o película para televisión – Darren Criss (The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story)

Mejor actriz drama – Sandra Oh (Killing Eve)

 Mejor actor drama – Richard Madden (Bodyguard)

Mejor actriz en comedia/musical – Rachel Brosnahan (The Marvelous Mrs. Maisel).O

Mejor actor en la categoría comedia o musical – Michael Douglas (The Kominsky Method)

Mejor actriz de reparto en miniserie o película para televisión – Patricia Clarkson (Sharp Objects)

Mejor actor de reparto en miniserie o película para televisión – Ben Whishaw (A Very English Scandal) 

Mejor actriz de reparto en miniserie o película para televisión – Patricia Clarkson (Sharp Objects)

Mejor actor de reparto en miniserie o película para televisión. – Darren Criss (The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story)

Sharp Objects, (Final Review) las buenas historias se pueden televisar de manera magistral

Por: Aída M. Castillo

El final de Sharp Objects es un dulce tormento, que habla de.. ¿manzanas podridas de un buen árbol o de una buena manzana de un árbol podrido? 

Camille Preaker (Amy Adams) nuestra periodista atormentada pelirroja sexy favorita, salió casi victoriosa tras regresar a su pueblo natal en Wind Gap, donde estaba cubriendo una serie de asesinatos de adolescentes en la mini serie de HBO titulada Sharp Objects, un drama oscuro, roto y bien hecho.

Aunque desde el inicio se sospechaba de un varón, las cosas no siempre son lo que parecen. Fuimos testigos de una Preaker incapaz de relacionarse con alguien, que tuvo que enfrentar a su familia sumamente disfuncional y tóxica.

Adora (Patricia Clarkson) quien no se cansó de humillar y maltratar a su hija, incluso en una escena menciona con un cinismo digno de una psicópata: “nunca te amé”.

Su hermanastra Amma (Eliza Scanlen), que es un verdadero monstruo pues finge debilidad para ocultar su verdadera naturaleza, al igual que su madre y finalmente, Alan (Henry Czerny), que francamente brilla por su ausencia, es víctima y cómplice de Adora (cada que puede le restriega en la cara que es ella quien tiene el poder), en ningún momento aboga por sus hijas, aún cuando sabe el daño que les está haciendo.

SPOILERS

En la historia se va conociendo el trastorno de Münchausen por poder que sufre Adora y cómo ella mató a Marian; mientras que Amma ya vive acostumbrada a la sobreprotección de su madre e incluso se siente cómoda con sus cuidados, encuentra la manera de escabullirse con sus amigos por las noches; en una dualidad que francamente da miedo, pues vemos a una niña inocente y casta durante el día mientras que por la noche se transforma en una adolescente transgresora y verdaderamente cabrona.

El principal sospechoso de los asesinatos es John Keene (Taylor John Smith), un joven inestable a quien se le acusa de haber matado a su propia hermana y a la otra chica encontrada muerta, aunque la protagonista sabe en el fondo que es inocente.

Resulta fácil comprarse esta historia cuando se respira una atmósfera de violencia de las propias mujeres hacia sus pares, además de la estrechez mental pues viven entre machismo y superficialidad, ven a Camille no como alguien independiente y revolucionaria, sino más bien cómo una chica solitaria, rebelde e inestable que rompe el orden establecido en el pueblo, al hacer su dichoso reportaje.

Mientras todo esto pasa vemos como la periodista se anima a salir con el detective Richard Willis (Chris Messina) encargado del caso, aunque eso implique volverse vulnerable y comprometer una fuente.

El momento cumbre es cuando Adora enferma a Camille, aunque desde el principio ella se resistía, finalmente se siente “necesitada” por la hija que se le descarriló, que no aceptaba sus cuidados e incluso huyó para salvarse, lo que la hace sentirse como un jodido y auténtico pavorreal, su enfermedad le hace creer que es la única forma de demostrar cariño y atención.

Es aquí, cuando sumamente débil se enfrenta a la relación que más le hacía daño, la que tenía con su madre. Debatiéndose entre la vida y la muerte, sobrevive con la ayuda de su amigo y editor, Frank Curry (Miguel Sandoval) y de Richard.

Finalmente decide salvar a Amma, y se cuestiona, si su interés en hacerlo es por preocupación genuina o porque tiene miedo de ser como su madre, lo que no sabe es que ella es la verdadera asesina.

Sharp Objects es un viaje hacia tus propios demonios, nueva serie de HBO y Jean Marc Vallée

Tenemos que hablar de Sharp Objects la nueva mini-serie de HBO donde Jean-Marc Vallée evolucionó de manera magistral para contarnos la historia de una grandiosa antiheroína.

 

Por: Aída M. Castillo

Camille Preaker (Amy Adams) es una periodista-atormentada-pelirroja-sexy que escribe en un periódico de Chicago llamado St. Louis que no tiene ni pena ni gloria, por lo que está bastante desencantada de su profesión y oculta un doloroso pasado: la muerte de su hermana Marian a temprana edad, una relación bastante tóxica con su madre emocionalmente abusiva, Adora (Patricia Clarkson), y una tendencia a autolesionarse como mecanismo de defensa que le merecieron una estancia en un hospital psiquiátrico. A pesar de haber escapado de su ciudad natal sofocante, se ve obligada a regresar después de que el editor le asigna investigar una serie de asesinatos de menores en su pueblo natal que podrían ser causados por un asesino en serie.

La fuerza histriónica que brinda Adams a Camille muestra la perfecta ambivalencia en su contradictorio carácter, en momentos se muestra vulnerable y frágil refugiándose en botellitas de vodka, pero por otro lado es irreverente, mientras es presa de su propia mente, además de sostener una personalidad con sed de verdad y de justicia mientras vive en una profunda soledad.

Si seguiste Big Little Lies esta serie está dirigida también por Jean-Marc Vallée, por lo que puedes observar su característico estilo de contar historias al hacer visuales sentimientos complejos como la ansiedad, sin embargo acá el glamour se deja fuera pues la historia es sombría y feroz con la cautivadora e inquietante participación de quien alguna vez fuera princesa en Encantada un bello rostro pecoso que cautiva desde el principio.

La serie está basada en la novela homónima de la autora Gillian Flynn tendrá 8 episodios que serán estrenados los domingos por HBO. (No podemos esperar más, Te amo Amy Adams.)