On screen Trend

‘Joker’, una mirada única hacia la psique de un paría social

Joaquin Phoenix otorga una interpretación excepcional como el villano más interesantes de nuestros tiempos.

La magistral interpretación de Heath Ledger como un Joker despiadado en ‘The Dark Knight’ dejó al mundo con sed de más, y fue hasta el 2016 que las expectativas por ver a Jared Leto en pantalla grande tomar la estafeta llegaron a su máximo punto… para caer estrepitosamente gracias a una desafortunada edición y casi nula presencia del personaje en ‘The Suicide Squad’. Así que cuando Todd Phillips anunció el título de ‘Joker’ como su propia versión sobre los origines del villano, hubo muchas opiniones encontradas y las expectativas se manejaron de manera reservada, hasta hace un par de meses.

Cuando el primer teaser de ‘Joker‘ vio la luz, las expectativas volvieron a subir pero ahora, con justificación. Ya se sabía que el incomparable Joaquin Phoenix se pintaría el pelo de verde, y aunque nadie duda de sus dotes actorales, fue un alivio ver que la película sería todo menos una parodia de sí misma y que de algún modo, se conjugaría poco con la narrativa del Caballero de la Noche. Fue ya para el trailer final y su victoria en el Festival de Venecia que se sabría que, no solamente la ejecución del personaje sería una obra maestra, pero que la película en sí podría bien ser una de las mejores -sino es que la mejor- del año.

Tomando como inspiración -más no estrictamente basada en- el cómic ‘The Killing Joke’, y las pelis ‘The King of Comedy’ y ‘Taxi Driver’ (Martin Scorcese estuvo atado como productor en algún punto) ‘Joker’ se dedica enteramente a estudiar la psique de Arthur Fleck, un hombre con una condición mental que es constantemente repudiado por la sociedad y todos aquellos seres cercanos a él, o casi todos. Es cuando llega a su punto más bajo que no ve otra manera de seguir adelante más que darle rienda a sus frustraciones para abrirse paso a través de un túnel oscuro y hacia la luz, si es que existe.

Ambientada a finales de los 70’s, Ciudad Gótica se encuentra en su peor punto: basura, ratas y austeridad están por doquier, las calles también están infestadas de ellas. Ahí, Arthur Fleck (Phoenix) es un hombre que vive con una condición crónica que dispara una risa incontrolable en momentos de ansiedad, ¿su medicina? trabajar como payaso en donde quiera que se le dé una oportunidad. ¿Su sueño? ser el mejor comediante del país y tener su propio show, como su ídolo Murray Franklin (Robert DeNiro, exquisito como siempre). Sin embargo, sus sueños no serán más que una mera ilusión pues la realidad es otra; pues desde los créditos iniciales nos damos cuenta que Arthur es el chiste en sí, y no uno muy bueno pues no toma más que un puñado de pubertos para ponerlo en su lugar, sólo porque se les da la gana.

Arthur vive con su madre Penny (Frances Conroy) una mujer de edad avanzada que requiere cuidados y atención, dependiendo de su pequeño ‘Happy’ irónico apodo que le da a su hijo. Él por su parte, la atiende con el cariño y respeto debido. A la par, el empresario Thomas Wayne (Bret Cullen) lleva a cabo una campaña para convertirse en el próximo alcalde de Ciudad Gótica, prometiendo erradicar la desesperanza y pobreza, algo que como el sueño de Arthur, parece imposible. Y es así que Arthur se levanta para enfrentar el día a día con la mejor sonrisa.

Sin embargo, esto no es un cuento de hadas y la misma desesperación de Arthur por protegerse del mundo cruel, lo llevan a perder su trabajo, aprender verdades dolorosas y finalmente volverse presa de sus más bajos instintos para sobrevivir, más para desatar sus represiones, pero sobretodo sobrevivir. Y después de un fatídico encuentro con un trío de pelafustanes de Wall Street, su vida no será la misma y la de Ciudad Gótica tampoco.

Es así que poco a poco la verdadera naturaleza de Arthur comienza a salir a flote y las cosas se tornan peligrosas. Y no solo para los habitantes de Gótica, sino para la audiencia también porque hasta cierto punto entiendes el por qué de sus acciones. Sin embargo, se debe tomar más como una advertencia que como una empatía, y aunque Phillips y Phoenix han dejado claro que su intención nunca ha sido hacer apología de la violencia, uno no puede dejar de ver reflejada la realidad de tantas personas que bien el ‘Joker’ podría ser cualquier vecino o amigo.

También es cierto que la condición de Fleck, más el excesivo abuso de la sociedad en un mundo ficticio lo empujan directo al abismo, y su discurso no es más que el victimismo de un hombre que no supo lidiar con los problemas de la vida. Ahora, entenderlo así y saber que el querido Guasón no es más que un personaje, ayuda a saborear el filme de la mejor manera.

Sin duda la película arrasará en la próxima temporada de premios, por lo pronto con las nominaciones, pues la fotografía de Lawrence Sher (War Dogs) y las partituras de la oriunda de Islandia, Hildur Guðnadóttir (Sicario: Day of the Soldado) son realmente magníficas, sin dejar pasar el atinado diseño de producción y la gloriosa dirección de Phillips. No debería sorprender que Joaquin Phoenix llegue hacía un bien merecido -y ya tardado- Óscar por su actuación.

Poco hay por spoilear, pero tampoco sería justo contar un desenlace que se vive de manera exquisita con cada toma e interpretación de un reparto fantástico, un excelente guión y la visionaria dirección de Todd Phillips. Lo que sí hay que contar es que ‘Joker’ será definitivamente un parteaguas para el mundo del cine y los cómics, al igual que en esta ocasión, tus expectativas pueden estar tan altas como quieras, pues Joaquin Phoenix no solo las cumple, sino que las excede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: