On screen Trend

El Vicepresidente: Más Allá del Poder, asombrosa y escalofriante a la vez.

Adam Mckay nos regala una mirada única, cómica y terrorífica a la vez, detrás de los sucesos que han logrado determinar el futuro de varias naciones.

Por Alex It.

No siempre todo es lo que parece, y quienes creemos que son las estrellas o los personajes principales de cualquier hecho, usualmente son meras marionetas en un evento aún más grande de lo que alguien pudiera imaginar, y precisamente esto es lo que Adam Mckay nos propone con ‘El Vicepresidente: Más Allá del Poder’, un ejercicio visual de un hombre importante a quien, seguramente antes de esta película, nadie conoce realmente, vaya, probablemente ni siquiera hayan escuchado su nombre. Y sin embargo, sus decisiones han llegado a permear nuestra situación política actual, aunque usted no lo crea… hablamos de Dick Cheney, interpretado de manera sublime por el irreconocible Christian Bale.

Christian Bale como Dick Cheney.

La película habla en sí de la formación y subsecuente llegada a la cima política de Dick Cheney, quien ha estado metido en la Casa Blanca desde la época de Nixon y que, a pesar de su actual retiro, sigue siendo influyente ahí gracias a la participación de su hija, Liz quien es miembro del partido republicano, pero esa es otra historia.

Dick es un hombre promedio bueno para nada que se la pasa bebiendo y peleando en bares muy a pesar de las exigencias de su novia y futura esposa Lynne (Amy Adams) quien demanda de él lo mejor y nada menos. Motivado por el últimatum de ésta, Dick decide terminar sus estudios y aceptar una pasantía en Washington como asistente de Donald Rumsfeld (Steve Carrell), jefe de staff de la Casa Blanca en ese entonces, y de ahí, todo va en picada – para el pueblo americano, claro- porque para Cheney, las cosas no podrían ir mejor.

Adam McKay se reúne con Christian Bale y Steve Carrell después de ‘The Big Short’.

Es entonces que poco a poco, gracias a un narrador clave, podemos ver varias etapas a lo largo de su vida, desde la misteriosa muerte de su suegra y su intento por lanzarse como representante del estado de Wyoming, pasando por un par de infartos, hasta su momento cúspide, cuando corre el año 2000 y el entonces candidato a la presidencia George W. Bush (Sam Rockwell), le ofrece el puesto de la vicepresidencia. Y es justo ahí, cuando el terror comienza…

Dick y Lynne Cheney han sabido forjar un patrimonio y una reputación, y arriesgando su bienestar, Dick decide aceptar el puesto bajo ciertas condiciones, mismas que le otorgarían a él casi, casi, todo el poder. Todo esto se pone a prueba el fatídico 11 de septiembre de 2001 cuando un ataque terrorista en contra de los Estados Unidos, sacude al mundo entero y Bush, ya presidente, actúa enteramente bajo la influencia de Dick, el resto es historia.

Amy Adams se lleva una nominación más al interpretar a Lynne Cheney.

Con un guión casi perfecto, un reparto estelar y una edición magistral, El Vicepresidente es realmente el paquete completo en esta temporada de premiaciones que, salvo por la magnífica actuación de Bale, no ha sido justamente reconocido. Claro que tenemos obras grandes como Roma y Green Book, pero Vice es precisamente el golpe de realidad que tanto hace falta en el cine, pues los tiempos de lo políticamente correcto han ocasionado que en ocasiones volteemos la cara a la hora de lidiar con verdades, y Vice hace justamente eso.


” Vice es precisamente el golpe de realidad que tanto hace falta en el cine ”

Adams, Rockwell y Carrell -debió haber sido nominado también- son exquisitos en sus respectivos papeles, mientras que Bale con un tanto de maquillaje y sobrepeso real, es la verdadera estrella. Por su parte, McKay se establece como el futuro historiador norteamericano después del éxito de ‘The Big Short‘, y esperamos que su técnica como escritor sea reconocida. Ningún filme está completo sin una buena banda sonora, y Nicholas Britell, quien está nominado por ‘If Beale St. Could Talk’, hace un trabajo impecable en esta producción.

Uno de los mejores elencos del 2018.

Con 8 nominaciones al Óscar bajo el brazo, Vice bien podría llevarse un par – en una de esas Bale le arrebata el premio a Malek- y muy merecido sería, pues más allá de entretener, el cine refleja también, y si no sales pensando en como un pequeño detalle, un observador a distancia, puede ser el causante de irreparables catástrofes con consecuencias milenarias, entonces no pusiste atención a esta magnífica obra maestra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s