On screen Trend

Mary Poppins Regresa… ¡y la nostalgia también!

La niñera mágica regresa a la pantalla grande 54 años después, y vaya que lo hace con estilo.

Por. Alex It.

Después del gran éxito que Mary Poppins cosechó por allá de 1964, en el que una joven Julie Andrews fue catapultada hacia a la fama, y la producción se embolsó unos buenos 5 Óscares – el mayor número a la fecha para una película de Disney-, el buen Walt no quiso perder el tiempo y planeó lanzar una secuela al siguiente año, claro que esta idea fue rechazada por P.L. Travers, autora de los libros de Mary Poppins, y para quien la producción de la primer película fue una experiencia no grata (ver Saving Mr. Banks para una versión azucarada de los hechos).

Unos 20 años más tarde, a mediados de la década de 1980, la idea se volvió a proponer y Travers la rechazó de nuevo. No fue sino hasta el año 2015 con el trabajo y subsecuente éxito de la adaptación de Broadway ‘Into the Woods’ dirigida por Rob Marshall que, Sean Bailey -presidente de producciones- volvió a presentar la idea con el mismo Marshall y su equipo de producción a la cabeza. Es entonces, que el proyecto vio luz verde al fin.

La película comienza con la visita de un par de abogados nefastos a la casa de la familia Banks, donde Michael (Ben Whishaw) vive ahora con sus tres pequeños hijos Anabel, John y Georgie, a quienes cuida con la ayuda de su hermana Jane (Emily Mortimer) y Ellen (Julie Walters), la ama de llaves. Los abogados no traen buenas noticias, pues Michael debe un gran préstamo al banco y si no logra pagarlo para la fecha indicada, su casa será hipotecada y él, junto con sus hijos tendrá que desalojarla. La mala noticia solo añade más presión y tristeza para Michael, quien aún no se repone después del fallecimiento de su esposa, situación que lo llevó a pedir el préstamo.

Es entonces que Mary Poppins (Emily Blunt) regresa triunfalmente en medio del ventarrón -literal- para ayudar a Michael y Jane una vez más, ahora cuidando de los pequeños mientras ellos buscan la manera de encontrar el certificado que demuestra que su padre, George Banks, les dejó una fortuna en el banco, misma que podría saldar la cuenta. Anabel, John y Georgie quedarán al cuidado de Mary Poppins, quien junto con Jack (Lin-Manuel Miranda) un carismático enciende lámparas, los llevará en un sinfín de aventuras que, entre una aventura bajo el mar y un circo mágico, les hará revivir la imaginación y creatividad dejada a un lado después de haber perdido a su madre y estar al tanto de las necesidades de su padre, para entonces vivir propiamente como los niños que son.

A lo largo del camino nos encontraremos con Topsy (Meryl Streep), la prima extravagante de Mary Poppins, al igual que el avaro señor Wilkins (Colin Firth) quien espera recolectar la casa de los Banks, y como Mary Poppins no podría ser la niñera que es sin tenerlo todo perfectamente calculado, su estadía en la casa de los Banks no se limita a cuidar a los niños, ya que de alguna manera sigue pendiente de Jane y Michael, y la situación económica a la que se enfrentan. Así que Poppins y Jack, junto con los niños, correrán contra el tiempo para lograr salvar la casa.

Emily Blunt is Mary Poppins in Dinsey’s original musica MARY. POPPINS RETURNS, a sequel to the 1964 MARY POPPINS which takes audiences on an entirely new adventure with the practically perfect nanny and the Banks family.

La historia en sí no es el atractivo principal, sino todos los complementes que se unen para dar paso a esta mágica producción, comenzando por una muy atinada elección de casting a la hora de elegir a Emily Blunt como la estrella, y aunque muchos dudaban de su talentos o su juventud, sin duda alguna, ella es lo que más brilla en esta película.

El filme se asemeja en mucho a su predecesora.

Al igual que Andrews, Blunt demuestra el balance perfecto entre reserva y diversión, al igual que una voz fantástica a la hora de cantar y la misma gracias a la hora de bailar; y aún así, Blunt es una bocanada de aire fresco. Y los críticos lo han notado, pues hasta ahora, nominaciones a los Globos de Oro, a lo SAG y a los Critic’s Choice se han hecho presentes y no dudamos que hasta su nombre figure en la categoría de Mejor Actriz en la próxima entrega de los Óscares.

Obviamente Blunt no pudo haberlo hecho sola, una gran reparto sabe bien acompañar la película, especialmente Lin-Manuel Miranda quien, como Jack el carismático enciende lámparas, presume en pantalla sus talentos como actor, cantante, bailarín y hasta rapero, otro quien definitivamente obtendrá atención la próxima temporada de premiaciones.

El reparto incluye a Julie Waters, Colin Firth y Meryl Streep.

El filme podría parecer un refrito de la original, pues sí, tiene bastantes similitudes; sin embargo, funciona a la perfección y puede sostenerse por sí misma como una producción original y que, más allá de entregar un mensaje de esperanza y unión, imprime en la audiencia una sensación de felicidad y nostalgia por tiempos de antaño que dejan un muy buen sabor de boca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s