Jukebox Trend

Imagine Dragons, intrépidos exploradores sónicos y filósofos sociopolíticos que se esfuerzan en los límites de la comercialidad.

Por: Aída M. Castillo

No ha sido sencillo encontrar la fórmula perfecta, que permita ser comercial y no perderse en las hipnóticas y dulces hojuelas azucaradas de la fama. O eso creemos, pues el camino que Imagine Dragons se ha forjado, los ha llevado a ser una de las grandes bandas rock-pop de la última década.

Un día eran nadie, allá por el 2012, y en otro ‘Radioactive’ era la canción más escuchada, fenómeno similar sucedió con ‘Believer’ y que además apareció en casi todos los trailers de blockbusters. (Sí, los escuchamos hasta en la sopa) Con numerosas nominaciones a los Premios Grammy, ellos prefieren mantenerse al margen y no limitarse en una sola categoría musical. Se permiten explorar, probar, fracasar y volver a intentar.

Se han adaptado a lo que el mercado quiere escuchar, sin perder su autenticidad. Le siguen apostando a letras profundas pero digeribles con sonidos electro folk pop rock. (O algo así) E incluso deciden tomar partido en cuestiones delicadas como política, religión, salud mental y diversidad sexual.

Radioactive rompió récords, al posicionarse por 87 semanas seguidas en el Top 100 de Billboard. Son la banda más escuchada con 37.5 millones de oyentes mensuales en Spotify contra 27.5 millones de escuchas para Coldplay.

El año pasado lanzaron “Evolve” con hits que, como la espuma, se volvieron virales, quizás por ser más accesibles a esta nueva generación, tal es el caso de ‘Believer’ y ‘Thunder’ que se compartieron más de 1.6 billones de veces. 

De igual manera, Dan Reynolds, se convirtió en el estandarte de varias causas, y esto le permitió empatizar con grupos vulnerables y olvidados.

Ahora lanzan Origins, y podemos entender porqué no esperar… Reynolds es un hombre muy sabroso  y sensible, que tuvo un divorcio que lo dejó hecho trizas. Aunque no ha hablado mucho del tema, podemos intuir en sus nuevas letras cómo se siente. Y es que, el dolor y el amor son la mayor fuente de inspiración para todos los artistas.

En ‘Cool Out’, por ejemplo habla de lo que siente al no ser lo que quiere para alguien, mientras que en ‘Boomerang‘, expresa lo difícil que resulta dejar ir a alguien que amas y de las falsas alarmas que existen en las relaciones, pero lo contrasta con que, en el fondo, siempre se opta por regresar a “lo cómodo y conocido.”

Esta profunda ambivalencia, el miedo de soltar pero la necesidad de hacerlo, le da sentido a este nuevo disco. Con ‘Real life‘, incluso podemos escuchar un poco del Imagine Dragons del 2012, en donde cuentan la hiper mediatización en la que vivimos y lo complicado de crear o materializar conexiones profundas cuando vivimos en un mundo digital que se nutre de redes sociales, mensajería instantánea y falsos “me gusta”; ‘Machine’ resulta interesante pues fue lanzada en medio de las elecciones intermedias de EE.UU y habla precisamente de las autocracias y como resulta difícil no seguir las ideologías impuestas por los medios. En ‘Bullet in a gun’, exponen la oferta del diablo que supone la fama.

El álbum resulta pues, bastante “placentero” para los firebreathers (fanáticos desde siempre de la banda estadounidense) como de las nuevas audiencias. Lo más importante es que vienen a México, como parte del Festival Corona Capital y estaremos muy al pendiente de su visita a tierras aztecas. 

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s