Trend

March For Our Lives, la protesta más grande en EEUU alza la voz contra las armas y Hollywood se suma

Por: Aída M. Castillo

El control armamentístico así como la cultura que gira alrededor de las armas de fuego en Estados Unidos es un fiasco y lo hemos observado por las múltiples víctimas que ha generado, ahora la sociedad civil se ha levantado en lo que se considera la protesta más grande en la historia del país.

Los datos son sorprendentes, 1.5 millones de estadounidenses han muerto por armas según datos del Centers for Disease Control and Prevention (CDS), desde 1968 a la fecha, contra 1.2 millones de miembros del servicio que han participado en eventos bélicos, según dicta el U.S. Department of Veterans Affairs, 2017 desde 1775 a la fecha.

Miles de personas, en su mayoría estudiantes han alzado la voz a través de #MarchForOurLives, en todo la región norteamericana e incluso en distintos países del mundo, además se han sumado figuras relevantes de Hollywood para apoyar su inconformidad contra las armas de fuego. Entre ellas observamos a Paul Mccartney, Kim Kardashian, Nick Offerman, George Clooney, Cynthia Nixon, Laura Dern, Willow y Jaden Smith, Miley Cyrus, Ariana Grande, Demi Lovato, Selena Gomez, Lauren Jauregui, entre otros.

Una de las líderes del movimiento, Emma González,  sobreviviente del tiroteo masivo del pasado 14 de febrero en Parkland brindó un poderoso discurso en donde enumeró a todas las víctimas fatales del tiroteo, finalmente González de origen cubano, permaneció en el escenario y mostró el poder del silencio, durante el resto de los 6 minutos y 20 segundos.

En las calles de Washington D.c se hizo referencia a la película Three Billboards Outside Ebbing, Missouri, ganadora de dos Premios Óscar. En la película, Frances McDormand utiliza anuncios publicitarios para llamar la atención de las autoridades locales por no atrapar al asesino de su hija.

Llevando el mensaje de impotencia y desesperación a la realidad, se hace un llamado a la NRA (National Rifle Association) con mensajes como:

“A la violencia armada, no podemos responder con silencio”, “Queremos una oportunidad para nuestro futuro, no para recibir un disparo “,” La violencia armada mata a 32 personas por día. No es solo un problema escolar, es una epidemia” y “Seremos el cambio “. En otras vallas aparecían mensajes cuestionando de manera directa a Paul Ryan (presidente de la cámara de representantes) y Marco Rubio (senador republicano por el estado de Florida) en los que se leía: “17 muertos en Parkland y todavía no atacan la prohibición de armas”. ¿Por qué, Paul Ryan? “Y” 49 muertos en el club nocturno Pulse y todavía no hay antecedentes universales. ¿Como Marco Rubio? ”

Existen razones históricas por las que Estados Unidos desde la constitución de su Segunda Enmienda en 1791  protege el derecho del pueblo a la posesión y portación de armas, sin embargo, no hay que olvidar que esto se dio en un contexto en donde la nación estadounidense se acababa de independizar del Reino de Gran Bretaña y existía una inestabilidad social y política al ser un estado en formación.

A más de 200 años de la instauración de dicha enmienda, deberíamos replantearnos el mal uso que se le ha dado a esta libertad, la flexibilidad con la que un ciudadano puede conseguir un arma, un ejemplo es que en el estado de Nevada la ley no limita el número de armas que puede tener cada persona, ni impedir que las porten en público.

Esta ¿libertad? sumada a factores como el rencor social, el racismo, el mal diagnóstico y tratamiento de problemas mentales, las guerras y sus consecuencias psicológicas y la xenofobia pueden ser las causantes de que en Estados Unidos se registren este tipo de eventos. Lo curioso de estos fenómenos, es que suelen asociarlos como actos realizados por extranjeros o inmigrantes, personas que pudieran tener asociación con grupos terroristas, como el Estado Islámico, pero la realidad no puede estar más lejos.

Adam Lankford, criminólogo de la Universidad de Alabama concluyó que el hecho de que Estados Unidos sea más propenso a los tiroteos masivos es la existencia de una enorme brecha entre las expectativas de sus ciudadanos y su realidad, además la facilidad de conseguir armas de fuego.

Según una investigación de la Oficina de las Naciones Unidas la tenencia de armas en EEUU es de 88 armas por cada 100 personas mientras que la segunda posición la tiene Yemen  con 54 armas por cada 100 personas.

¿Hasta cuándo se permitirá que este tipo de desgracias continúen sucediendo?, es la pregunta que la mayoría de los norteamericanos se ha hecho este fin de semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s