On screen

Retrato de una generación llena de expectativas y sin oportunidades: Lady Bird

El retrato de una generación perdida, llena de expectativas y sin oportunidades es la historia de ‘Lady Bird‘, como se llama a sí misma Christine (Saoirse Ronan) una adolescente de 17 años y su familia: una madre pasivo-agresiva, un hermano que se rehúsa a madurar y un padre con sus propios problemas emocionales y económicos que resolver.

La película fue parte de las listas “Lo mejor del 2017”, tiene un puntaje casi perfecto en Rotten Tomatoes y cinco nominaciones para los Premios Óscar, y ahora llega a México. Se trata de la ópera prima de Greta Gerwing, una especie de autobiografía melancólica hacia su ciudad natal Sacramento en el estado de California.

Cortesía: Universal Pictures

Lady Bird se encuentra en la etapa de definición y autoconocimiento en su último año de preparatoria, con grandes expectativas respecto a la universidad a donde quiere ir, pues quiere alejarse lo más posible de su ciudad y encontrar una individualidad que ni ella misma sabe cuál es pero lo más importante en una incansable búsqueda de aceptación sobre todo de su madre.

Cae fácilmente en el estereotipo de adolescente llena de inseguridades, egocéntrica, idealista, muy snob, con impulsos ambivalentes y confusos, muy clásicos de la generación millennial, pues se encuentra desesperada por encontrar un lugar en el mundo que parece no existir.

Con grandes inclinaciones artísticas, una mezcla explosiva de sensibilidad y autoimportancia que cae en el martirio. ¿Pero por qué Lady Bird? es parte de su insistencia en su autoidentificación de manera distinta a la impuesta por la familia y su escuela.

El centro argumentativo de la película es la relación madre-hija pues se trata de una conexión con tintes explosivos por la misma intensidad de sus temperamentos y  el amor que las sostiene, que nos hará recordar nuestras propias batallas con nuestras madres. Marion (Laurie Metcalf) es explosiva y cálida, como lo mencionan en una escena y Christine busca satisfacerla aunque parecen injustamente altos sus estándares, mientras ella busca ser fiel a sus propias convicciones volviéndose una verdadera batalla campal.

Mientras su relación con su padre es diametralmente distinta, Larry (Tracy Letts) un hombre atormentado por una situación financiera que no le permite poner a su familia en “el lado correcto de las vías” pero que apoya de manera incondicional a Lady Bird.

En la trama también se observará la ilusión del primer amor, la importancia de la verdadera amistad, la importancia de la popularidad, el no tener recursos económicos y aspirar a un nivel socioeconómico alto, el querer mejorar sin tener las oportunidades para poder lograrlo.

De algún modo nos brinda la visión de una verdad no reconocida, y es que cuando se tienen hijos, la vida ya no gira entorno a ti, pero no te das cuenta de ello hasta que ese niño crece y se va de la casa.

Lady Bird celebra la belleza de lo ordinario, en la humilde ciudad de Sacramento, y es tan importante que en este momento, los críticos y el público alaban una película como esta, una película hecha por una joven sobre una joven.

Sin embargo, es bastante predecible y llena de clichés, con una gran sobrevaloración pues se trata de un film bastante simple, aunque destacan sus excelentes actuaciones y la brillante fotografía que nos remite a los 2000 con una paleta de color bastante fresca.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: