On screen

La odisea de hacer cine mexicano y “Cómo filmar una XXX”

Por: Mauro Buenfil.

Cuántas veces no nos hemos visto perdidos, envueltos en una red que no nos permite alcanzar lo que tanto buscamos y terminamos por renunciar a nuestros sueños para poder ser y pertenecer a una sociedad en la que un trabajo estable y las cuentas al corriente son  lo que realmente importa y en ocasiones hacemos hasta lo menos deseado para lograrlo.

Él es Ulises Alpuyeca (Miguel Islas), cineasta de mediana edad, soñador e independiente, quien todos los días despierta esperando que su suerte cambie y alguien decida financiar el proyecto que lo convierta en un reconocido Director de cine. Con el agua hasta el cuello por las deudas y los compromisos, Ulises recibe la llamada que cambiará su vida.

Desde ese momento nos encontraremos con un sinfín de sucesos que nos resultan familiares, en donde la información es alterada a modo, entrando en un teléfono descompuesto que llevará a los personajes a tomar decisiones al aire, y esta fórmula, como en todos los casos, será explosiva.

Ulises, como el Quijote de Cervantes siempre acompañado de Sancho Panza, en este caso, Gudelio Medina, fotógrafo y amigo que aporta una dosis interesante de comedia al largometraje.

Cómo filmar una XXX, en su intención por retratar lo complicado que es el medio del cine en México llevará ésta sátira al límite, prostituyendo a todas las piezas que conforman el rompecabezas de una producción, ya sean ingenieros, fotógrafos, actores e incluso al director. Todo esto con la finalidad de obtener una oportunidad y llevar una película, sin importar lo que ésta implique, al estrellato.

Una obra que originalmente fue escrita para teatro, teniendo una temporada “terrible” como su protagonista y productor Miguel Islas expresó, fue llevado a la pantalla grande por el director Manuel Escalante y apegándose al guión original de Alejandro Licona, obteniendo como resultado un filme sencillo, plano en su desarrollo, con momentos de comedia bien colocados y un desenlace muy predecible. Rayando en la sobreactuación de algunos personajes y forzada por momentos.

Durante la hora y 37 minutos de duración, Como filmar una XXX seguro te divertirá por su buen humor, recurriendo constantemente a dichos y albures, como las películas mexicanas de las últimas dos décadas. Pero si lo que esperas es lo nuevo del cine mexicano, definitivamente aquí no lo encontrarás.

Al final no sabremos cual fue mejor, o peor, si la Ópera Prima de Manuel Escalante (Como filmar una XXX) o la de Ulises Alpuyeca (Clavándole la estaca a las vampiras chupadoras).

Te dejamos el tráiler:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s