On screen

Kingsman: El Círculo Dorado, entre espías elegantes y vaqueros desfachatados

Kingsman: The Golden Circle es la secuela del gran éxito Kingsman: The Secret Service  –basada en el cómic de Mark Millar y Dave Gibbons– que nos demostró que los súper espías también pueden tener buenos modales y que la violencia gráfica irreal, a veces es aceptable, incluso entre la agencia de británicos bien vestidos Kingsman.

Esta semana llega a las pantallas grandes mexicanas esta cinta tan esperada que mezcla espionaje, ciencia ficción y un toque de humor ácido que emocionará a los fanáticos, con Colin Farth, Taron Egerton y Mark Strong repitiendo en los papeles estelares y a los que se suman Halle Berry, Channing Tatum, Jeff Bridges, Julianne Moore y hasta Elton John.

En esta nueva aventura Eggsy (Taron Egerton) ha dejado atrás la rebeldía y se ha convertido en un Kingsman tras su entrenamiento en las oficinas centrales de la agencia, gracias al apoyo de su mentor Harry Hart (Colin Farth), quien supuestamente muere en la primera película y de quien hereda el nombre secreto “Galahad”.

Junto a Merlin (Mark Strong) tendrán que activar el protocolo de emergencia para huir del Reino Unido, cuando la organización es atacada a manos de una villana llamada Poppy Adams (Julianne Moore) con estilo retro que maneja la organización de tráfico de drogas más grande a nivel mundial, conocida como El Círculo Dorado y que toma al mundo como rehén, asociada con Charlie, ex aspirante a Kingsman. Sus productos contienen un potente veneno con el qué manipulará a todo el mundo.

En Estados Unidos, Eggsy y Merlin descubrirán una organización espía llamada Stateman que se remonta a la época cuando ambas fueron fundadas. Las dos organizaciones secretas unirán sus talentos y pondrán a prueba la fuerza e inteligencia de sus agentes para derrotar a Poppy.

El director Matthew Vaughn apuesta por los contrastes culturales entre estadounidenses y europeos, realiza escenas bastante interesantes y sangrientas, aunque no tan arriesgadas como la escena de la iglesia o los fuegos artificiales del fin del mundo de la película pasada, además el villano Richmond Valentine es mucho más complejo que Poppy Adams, pues no logramos entender la motivación de este personaje que al final solamente da órdenes. Sin embargo vale la pena ver la película pues combina elementos que son muy bien utilizados y al final entretienen a los espectadores.

  • Este filme iba a tener varios guiños políticos contra Trump, pues se comenzó a grabar cuando era candidato, y no pensaron que llegaría a la presidencia, al final decidieron eliminarlos.

No te pierdas Kingsman: El círculo dorado en cines, a partir del 28 de septiembre de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s